Hablando con máquinas

El otro dia esperando en el aeropuerto de Pamplona de vuelta de Barajas, acabe echando una mano a unos americanos que habian venido a hacer el Camino de Santiago y querian ir a Roncesvalles en Taxi. La conversación fue de lo más amigable, mi mal inglés nos permitió comunicarnos y entendernos sin problemas e indicarles que el taxi les llevaria a Roncesvalles, pero que por la hora a la que viajaban, los albegures estarían llenos y que era mejor pasar noche en Pamplona y empezar camino al dia siguiente. El taxista les confirmo mi teoria y les recomendo un hotel.
Hasta aqui nada raro, pero si lo piensas es una cosa que pasa cada vez menos. Todos tenemos un plan, una hoja de ruta, un mapa  de google maps, el teléfono de contacto de la hospederia de Roncesvalles o una guia completa del Camino de Santiago. Es decir todos tenemos una planificación previa.
¿Porque planificamos nuestro viaje antes de salir? Hay varias posibles respuestas, a mi me gustan dos, no me gustan las sorpresas y no me te puedes fiar de lo que te digan en destino. 
Como turista accidental mi maleta esta llena de taxistas que me han cobrado de más, que han dado vueltas imposibles o tenian el taximetro en marcha cuando me he montado. He visto maitres de restaurante que te recomendaban platos infumables, incluso en el límite  de la salubridad, he visto hoteles intentando colocar habitaciones a medio hacer, compañias aereas que hacen overbooking o cancelan vuelos sin más, centros comerciales que tienen menos cajeras de las necesarias para tenerte esperando en las cajas, ofertas irrechazables que eran timos descarados y bares que servian directamente garrafon caducado sin ninguna piedad por el cliente. He de decir también que son minoria, que lo normal es que todo sea magnifico, pero con cada problema lo que consigues es una medida defensiva, tener el teléfono del hotel de destino, buscar las reseñas de hoteles y restaurantes antes de ir, trabajar siempre con compañias de taxi conocidas , etc. Buscando siempre una sensación de control, de familiaridad y seguridad.
Otra de las razones es porque podemos, llevamos la información encima, gracias a las redes de comunicaciones, los iphones, androids, etc. Hoy en dia tenemos toda la información encima, no nos hace falta preguntar, incluso he guiado a taxistas que no tenian GPS o que no sabian como optimizar la ruta.
En el fondo lo que pasa es que prefiero preguntar a máquinas, hablar con sistemas a hablar con personas, me fio más, me creo más la respuesta de un ordenador más que la de un taxista, y si es en un ámbito cercano y conocido para el humano, le doy credibilidad, pero si es una pregunta sobre una ciudad que no es la suya o un tema en el que pueda obtener algún beneficio, ya ni les pregunto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Como intentan robar las mafias utilizando AutoScout24

MySQL en Cluster Activo/Activo

Cross Compiling Freeling